De que se alimentan las truchas

Mosca de Mayo

Alimentar a las truchas puede ser una tarea difícil cuando se empieza.    Es difícil saber cuánto es demasiado y cuánto no es suficiente.    Además, es peligroso para los peces tanto la subalimentación como la sobrealimentación.    La subalimentación les hace pasar hambre y no pueden fortalecerse, y la sobrealimentación puede provocar graves problemas de amoníaco.    Al final de la alimentación, los alevines deben tener el vientre lleno y, en general, las truchas deben parecer fuertes y sanas. A continuación encontrará una serie de pautas detalladas.

Etapa de natación – 0,01 onzas de alimento por pez (multiplicado por el número de peces) (durante ¿Cuánto tiempo? hasta que la mayoría alcance 1 pulgada de tamaño) 1 pulgada o más de tamaño – 0,05 onzas de alimento por pez – multiplicado por el número de peces (cambiar a tamaño 1) Más de 1 1/2 pulgadas – 0,12 onzas por pez – multiplicado por el número de peces (cambiar a tamaño 2) Más de 2 1/2 pulgadas – 0,38 onzas por pez – multiplicado por el número de peces. También es importante limpiar los restos de comida después de cada comida.    Si ves restos de comida después de unos diez minutos más o menos, utiliza una red o una aspiradora para sacarlos de la pecera.    Reponga el agua que haya perdido en el proceso de limpieza.

  Que alimentos deben comer las embarazadas

Mosca artificial

¿Qué comen las truchas en su día a día? Las truchas tienen una dieta variada que consiste en todo, desde insectos como ninfas, escarabajos y saltamontes hasta huevos de peces, sanguijuelas, moluscos, crustáceos e incluso presas más grandes como ratones y otros peces.

Mayoritariamente insectos. Las truchas pasan el 90% de su tiempo alimentándose bajo la superficie de insectos y otras presas más pequeñas. Las lombrices, los peces más pequeños y los crustáceos constituyen una parte de la dieta de la trucha, pero se contentan perfectamente con llenarse de todos los insectos que puedan encontrar.

Si la trucha puede encontrar crustáceos para comer, se los comerá absolutamente. Algunos lagos y ríos no albergan poblaciones de crustáceos debido a la temperatura de sus aguas, pero las truchas nunca dirán que no a uno de ellos si tienen la oportunidad.

Aunque las ranas adultas pueden formar parte de la dieta de una trucha grande, los renacuajos pueden ser muy abundantes en algunas épocas del año, especialmente en ríos de corriente lenta, remolinos, estanques y lagos. Creo que esta es una de las razones por las que un pequeño patrón de bugger lanoso es tan eficaz cuando se pesca la trucha en este tipo de aguas.

  Alimentos ricos en grasas saludables keto

Caddisflies

Splash… estás en tu estanque de truchas favorito y los peces suben por todas partes, pero no pican ningún señuelo que tengas, y los has probado todos. ¿Qué están comiendo esos peces? Cuando era joven, no estoy seguro de que supiera que las truchas comían algo más que la lombriz que había debajo de mi carrete, pero poco sabía que la dieta de las truchas y los salmones puede variar drásticamente entre las distintas masas de agua. El trabajo de un biólogo pesquero puede proporcionar información valiosa sobre las dietas de las especies de peces de agua fría que, con suerte, puede ayudarte en tu próxima aventura de pesca.

Ver 1+ más

Son un indicador de la salud de un río o lago, y donde prosperan puede estar seguro de que también lo hará otra fauna. Muchas personas se sorprenden y se alegran de ver truchas en los ríos del centro de las ciudades o en pequeños lagos de montaña, y esperamos que ver truchas signifique que las valoren a ellas y a los lugares donde viven.

  Bebés alimentados con leche de fórmula

Las truchas muestran una notable variedad y adaptabilidad. Al principio se pensaba que lo que hoy conocemos como Salmo trutta en el Reino Unido eran 50 especies diferentes, porque las truchas varían mucho en apariencia, tamaño y hábitos. Los análisis genéticos han demostrado que sólo existe una especie (es decir, todas las truchas pueden cruzarse con todas las demás), pero hay una enorme variabilidad genética incluso dentro del mismo río. La trucha de mar, la trucha ferox, la dollaghan y la gilaroo son sólo algunas de las variaciones de trucha más obvias, pero la investigación ha demostrado que en el río Dart, en Devon, por ejemplo, hay al menos 22 poblaciones reproductoras genéticamente distintas.

Esta enorme diversidad significa que las truchas tienen una reserva genética que las hace notablemente adaptables a los nichos de hábitat disponibles. A medida que el clima cambia y los ríos y lagos se ven afectados por nuestras acciones, como la extracción y el enriquecimiento de nutrientes, esta adaptabilidad ayudará a las truchas a sobrevivir. Y puede darnos más pistas sobre cómo las especies pueden adaptarse a un entorno cambiante.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad