Saltar al contenido
Pirámide Alimenticia

Disacáridos Características y Funciones

los disacáridos

A través de la dieta que llevas día a día, o por medio de la medicina, puedes encontrar a los muy nombrados disacáridos. Estos, dependiendo del tipo de consumo que lleves, pueden proporcionar una gran cantidad de beneficios para tu salud, o bien afectar tu organismo.

Por otra parte, algunos de los principales disacáridos que puedes conocer son la lactosa, la cual, naturalmente, es un azúcar que se extrae de la leche de mamíferos. La Isomaltosa, que no se encuentra en la naturaleza.

También está la celobiosa, que tampoco existe en la naturaleza. La sacarosa es un azúcar muy común, que se obtiene por el extracto de la caña de azúcar o de la remolacha. Todas estas son disacáridos, pero tienen funciones y características muy distintas.

¿Que son las Disacáridos?

Los disacáridos son un cierto tipo de hidrato de carbono que se forman al unirse dos monosacáridos, sean distintos o iguales. En general, estos glucósidos se encuentran unidos por medio de una cadena o enlace llamada O-glucosídicos, siendo deficiente una partícula de agua.

La composición con la que cuentan los disacáridos se estructura basándose en la glucosa y en la fructosa, las cuales, al igual, se hacen presentes de sacarosa, o conocida también de manera popular como azúcar de mesa.

Ya que sabes qué son los disacáridos, es momento ahora de que sepas cuáles son algunas de las características más destacadas que puedes conocer sobre este tipo de azúcares.

Características de los Disacáridos

Los disacáridos, al igual que los demás tipos de azúcar que se han podido descubrir a nivel científico por medio de investigaciones, y más, cuentan con variadas características, entre las cuales se pueden mencionar las siguientes:

Son de una contextura igual a la de los monosacáridos

Los disacáridos tienden a poseer la contextura similar a la que tienen los monosacáridos, lo cual quiere decir que son de color blanco, son sólidos, muy diluidles, y, sobre todo, son muy dulces; lo cual es claro por ser un azúcar.

Reaccionan dependiendo de la temperatura

Tienen la capacidad de reaccionar dependiendo del nivel de temperatura que se le esté aplicando, bien sea en el ambiente o a nivel científico. En otras palabras, suelen caramelizarse con el calor. Es por eso que su sabor suele ser azucarado.

Su formación se da por deshidratación

La formación de los sacáridos se efectúa por medio de una reacción ante una deshidratación. Es decir, al unirse dos monosacáridos, incluyendo un enlace glucósido. Por este efecto, se forman dos monosacáridos de tipo independientes.

La forma correcta de transportarse desde las plantas

La forma en la que son transportados los disacáridos correctamente de las plantas, es debido a su composición se fomenta a un monosacárido que es fructuoso, mientras que la otra partícula es azucarada. Estos se adaptan, en general, dependiendo de cómo se conforme la dupla.

Estas son todas las características de los disacáridos que hoy te podemos dar a conocer. Pues, ahora es tiempo de que sepas acerca de las funciones que tienen los mismos para la salud y el ambiente, en especial, sobre el cuerpo humano.

Cuáles son las funciones de los Disacáridos

Las funciones de los disacáridos son prácticamente conocidas por muchos, ya que son un componente muy estudiado, en comparación con otros tipos de aditivos que se pueden conocer.

Reductores

Los disacáridos cuentan con características reductoras al ser consumidos comúnmente, lo cual es una característica que no se podía dejar de destacar.

Aun así, este efecto ocurre únicamente cuando un enlace O-glucosídico no es rompido o intervenido con el llamado carbono anomérico, el cual se establece en el denominado grupo de hemicelatico.

Brindan energía

En modo fundamental, los disacáridos se encargan comúnmente de aportar energía a lo máximo en el organismo, por medio de lo que se conoce como glucógeno.

De tal modo, el cuerpo sentirá siempre condiciones óptimas saludables para poder realizar actividades de rutina. Esto ocurre a través de enzima, que suelen proceder para sintetizar al disacárido, consiguiendo así la glucosa necesaria, que será entonces el combustible de energía.

Alteración sanguínea

Es cierto que algunos disacáridos cuentan con efecto endulzante. Pero, no todos suelen afectar siempre el sistema sanguíneo del cuerpo humano.

Un claro ejemplo de esto es la Isomaltosa. Esta no produce alteraciones en el nivel de la sangre, como suele hacerlo la sacarosa o el azúcar de mesa. Además, este cuenta con menor nivel en calorías que otros glucósidos.

Es por esta razón que los disacáridos son muy recomendados para aquéllas personas que padecen de problemas como diabetes, u otros tipos de alteraciones sanguíneas.

No reductores

A diferencia del tipo de función como reductores, los disacáridos no reductores se forman cuando reacciona el carbono anomérico de monosacárido con el carbono anomérico del otro.

Un ejemplo de esto es por medio de la sacarosa, en la cual el enlace puede no ser acetílico, ya que reaccionan dos hemiacetálicos OH. Al no quedar ningún carbono anomérico en libertad, los disacáridos presentes no podrían presentar entonces mutorrotación.

Cuando llega el momento de nombrarlos de manera sistemática, se tienen dos opciones, considerando de manera posible cualquiera de esos dos monosacáridos.

A la hora de nombrarlos sistemáticamente hay dos opciones, ya que podemos considerar cualquiera de los dos monosacáridos como principal. Generalmente, a este grupo de disacáridos suelen pertenecer la sacarosa y la trehalosa.

A la derecha está la sacarosa, que es el azúcar de caña o común. Esta es la manera usual de reserva hidrocarbonada de diversidad de plantas, encontrándose así en el néctar de flores, siendo así un componente de tipo básico para elaborar miel.

Esta se encuentra formada por fructosa y glucosa, ambas unidas por carbonos anoméricos. Hay dos formas en las que comúnmente son nombradas.

Para finalizar, varios de los disacáridos conocidos suelen provocar algunas dificultades de estómago, ya que muchas personas no tienden a procesar muy bien estos tipos de azúcar. Así, recomendamos siempre mantener margen con los glucósidos a personas con intolerancia a la lactosa.

Te invitamos a que sigas aprendiendo mucho más en nuestro blog, en donde puedes encontrar más cosas interesantes por conocer o explorar.

Más información relacionada con los monosacáridos:

Celobiosa

Isomaltosa

Lactosa

Maltosa

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar